21 octubre, 2016


VOLVER









cardigan, coat - Primark
pants - pull and bear
trainers - nike

   He vuelto y de repente todo estaba estático, como si se hubiese metido en una burbuja de cristal que al agitarla suelta brillantina. Es como si mi pueblo y mi gente hubiese permanecido en un parón constante desde que me fui. Vuelvo y todo está igual. Todo está bonito. Y cómo lo he echado de menos. He echado de menos mi cama, mi casa, la comida de mi madre, a mi madre, a mi hermana, a mis perritas que ayer se volvieron locas al verme. He echado de menos mi sofá y mi confort. Mis montañas, mis vistas. He echado de menos muchas cosas. Estoy recargando energía. Madrid me estaba agotando. Fui a esa ciudad con un montón de expectativas que espero que se logren a largo plazo pero que aún van poco a poco surgiendo. No estoy desilusionado pero sí expectante. Solo espero no cansarme de esperar. Hay muchas cosas que me gustaría llevarme de mi casa a Madrid, de mi tierra. Y muchas otras que me gustaría traer. Quiero pensar, recapacitar y empaparme de toda esta gente. Quiero vivir mi pueblo. No quiero parar. Quiero sentir a mi gente. Quiero. Quiero a este pueblo y a su gente. 

the fashion sailor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario