Mostrando entradas con la etiqueta Pelayo Salor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pelayo Salor. Mostrar todas las entradas

19 octubre, 2017



la nueva revolución artística femenina
está en Instagram

I vol.

@celianacimiento, @pezonesrevueltos y @lauracastelloart

17 septiembre, 2017


sobrevivir






pants, trainers - pull and bear  sunglasses, coat - vintage  shirt - zara


Nos queda poco para empezar a borrarnos las letras del teclado, borrarnos las caricias que prometimos y escribí en la pared de mi habitación. Bebernos los vasos sucios que llevo días sin limpiar. Ahora hay un nuevo olor debajo de mis párpados y aparece en cada giro, en cada golpe de codo y en las sábanas que no me apetece cambiar. Es como si su cuerpo y el mío se hubieran hecho para acercarse bajo las estrellas. Pintaremos nuevas escenas en este techo que se cansará de escucharnos cómo nos unimos y de pronto un día surgirá. Y esa sonrisa que te gusta tanto comenzará a apagarse porque ha visto como hay unos ojos que ya no la miran, que ya no es la favorita y que ya no la besan. A la vuelta de la esquina ese sentimiento de agarrar el libro por el lado que menos le queda, saber que fin está solo a un par de hojas. Que no hay secuela que sepa coser el roto de un corazón, se ha acabado la cinta y ya no se puede pegar sólo. Y no habrá más salidas nocturnas ni besos en el ascensor. Ya ni recordaré cómo sabían los chicles que comías antes de verme, quizá los encuentre algún día y me sienta super incómodo pensando en a qué me recuerda ese sabor. Al final, recuerdos que se van y pierden uno y otro taxi pero que terminan por desaparecer en la carretera.




12 septiembre, 2017


a la Antártida a bailar









Por todos los caminos que se cierran con piedras, ramas y bichos. Por conocernos una noche, por besarnos al instante, por creer que nos casaba la luna, porque no hemos vuelto hablar desde entonces. Por todos los te quiero que no se dicen por vergüenza. Por las historias que nos hacemos mirando las ventanas, porque si te digo que caminemos, caminas. Porque una y otra vez me pongo igual de nervioso. Porque me has decepcionado, por escribirte en un papel las veces que recibí silencios como respuesta. Por esas nubes que entran en mi cuarto algunos días, tapando todas las luces y dejando solo la pantalla del móvil para ver. Por el miedo a lo que viene y por las ganas de lo que ya está. Por volver a casa, porque este aún no es mi hogar. Por sentirme extraño en ninguna parte. Por todas las veces que confundimos un avión con una estrella fugaz y le pedimos un deseo al infinito sin saber que era un piloto nuestro genio. Por la magia que creamos en aquel roce. Por todas las catástrofes que harían nuestros pulsos bajo unas sábanas. Por despertarte con olor a chocolate, por dormirte con sabor a velas encendidas. Por lo que no me das y por lo que me quitas. Por mí. Por esa forma tan tonta que tienes de sonreír. Por desafiar a mi "nunca besaré labios que hayan probado el tabaco". Por ganar juntos, por viajar, por mojarnos los pies en casualidades. Porque perderemos el sur pero nunca perderemos el norte. Por la misma canción repitiéndose en mi cabeza durante horas, por mis dedos que tocan la guitarra como si te tocaran a ti. Por mi tacto que te busca cuando siente frío. Por este inconsciente que te sueña, que te ríe de lejos, que te busca entre las paredes del baño. Por la incertidumbre constante, por esa montaña rusa a la que llamamos ánimos. Por la luna que es mi compañera cuando vuelvo a casa. Por mis monólogos nocturnos. Por querer beberme las penas y ahogarlas en un lago de ginebra. Y por último, por todos los segundos que me sangran las ganas de apretarte contra el pecho.



the fashion sailor

09 septiembre, 2017



Asturian inspo

 @la_senoritals

 @la_senoritals

 @la_senoritals

Pasado el día de Asturias, tras ver cómo las redes sociales lanzaban tweets por y contra mis vecinos de comunidad, vuelvo a refugiarme en este portal en el que me tomo las libertades de escribir lo que siento, pienso y reflexiono para contestar sus torpezas. ¿No hay gente guay en mi tierra? Pues mira, . Nuestro mayor problema será el desconocimiento de unos y otros o el no apoyarnos tanto como deberíamos. Una primera edición de lo que puede que sean varios posts sobre el talento asturiano y su inspiración en varias y distintas vertientes de arte, fotografía, moda y formas de vida, que estas últimas también inspiran. Formas de mirar distintas, norteñas. El mal tiempo nunca nos ha prohibido salir a la calle, crear y hacer. Quizá a veces ese talento se quede encerrado entre montañas y es este gigante, Internet, quien le despoje de esa zona de confort y lo haga viajar por miles de pantallas al rededor de un país que no conoce lo que se cuece más allá del cachopo y les fabes. En definitiva, atacar al continuo desconocimiento que se tiene de nuestro paraíso, mostrar que Clarín no fue el último artista asturiano y que en sus vidas tienen implantadas muchas "manías" que nos deben a los asturianos. A los que tratamos de ver el mundo de otro color mientras que el cielo está gris día sí y día también. A los que no nos para la lluvia de salir a una terraza y a los que sabemos lo que es poner camiseta interior de octubre a mayo. 
Quizá nuestros caminos no vayan por debajo de la tierra sino que van por encima de las nubes, no tengamos tantas piscinas pero porque el mar baña toda nuestra costa y puede que no seamos la provincia más cosmopolita pero sí la que mejor se lo sabe pasar. Y es que, quien va a Asturias, deja el corazón en la tierrina.

Hablo de La Señorita, @la_senoritals, a quien siempre le pido que haga las camisas un poco más grandes para poder ponérmelas yo. Uno de mis primeros descubrimientos en Instagram en el territorio astur, desde accesorios a la ropa para los peques más original que habéis visto en mucho tiempo. Estampados divertidos que combinan con pantaloncitos cortos que luce Guille, su hijo. A ello le acompaña la forma que tiene de fotografiar tan especial, captando detalles que pocos ven, ángulos que pocos notan y, ¡caramba, que me saca alto en las fotos!. Un placer a la vista y un corazón lleno de inspiración para repartir. Así es ella, que tras años cuenta con clientas de la talla de Sara Carbonero, quien puso de nuevo de moda el cordón y lo supo añadir a el vestuario tanto masculino como femenino. Una asturiana que apoya la moda desde Oviedo, desde sus calles y desde su gente, que deja impresos en todos sus diseños ese pequeño "algo" del que os hablaba a la hora de fotografíar. Supongo que es su personalidad que sabe imprimir una y otra vez en todo lo que hace. 

 
@alba_garciaa

        

Alba, @alba_garciaa, es uno de mis más últimos descubrimientos, fotógrafa de Gijón que descubre los tipos de bellezas femeninas haciendo incapié en los detalles, en esas pecas, sobre un fondo natural que hace casi que sientas la hierba bajo los talones. Apasionada del blanco y negro, trae de cerca los rostros de jóvenes, melenas sueltas y un entorno que no deja ningún elemento de lado, desde lo más vegetal hasta dentro del agua, cual sirenas es como fotografía a una de sus modelos. Un perfil para disfrutar, para tomar una libreta y anotar las mil y una historias que sugieren sus fotografías.

Detalles que en definitiva salta a la vista y se convierten en los protagonistas de sus imágenes. Son varios los retratos que hace y deja ver dentro de su perfil, miradas que cuentan más que libros de miles de páginas. Con suerte, a veces logramos descubrir qué hay tras la foto, lugares asturianos como faros que pocos foráneos reconocen, acantilados vistos desde un nuevo punto de vista y caras que se repiten pero que cuentan nuevos romances con la cámara de esta fotógrafa. 


   
@germannoriega_

 
                                                                 @germannoriega_

Prometo hablar de otro tema que no sea fotografía en otras secciones de este tipo pero había que mencionarle a él (@germannoriega_). De Gijón, de la ciudad de San Lorenzo, de allí es Germán, quien entre a otras ha fotografiado a la actriz Blanca Romero. Un apasionado del mar, así lo muestra en sus fotos y en todo su arte. 
Combina imágenes de sus modelos con coloridos atardeceres en el mar, paisajes llenos de inspiración, romanticismo y colores que los hacen parecer recreaciones ficticias.
Un perfil que causa impresiones, donde parece que siempre está anocheciendo y donde casi se puede oler a mar. Un viaje por un perfil que disfruta de las olas, de las nubes y de todos los tintes que pueden adoptar, playas que inundan el norte de nuestra tierra, paisajes reconocibles vistos de un color muy especial y ese tinte a invierno que aporta en algunas de sus fotos que, pese a ser en la playa, nos recuerdan el frío de nuestra provincia. 



                             
                                                                        @margonzalz

Mar o el orgullo patrio de una modelo asturiana abriendo desfiles de haute couture, haciéndose  selfies en el baño con Katy Perry o protagonizando shootings por todo el mundo. Así es Mar, @margonzalz, quien pisó pronto el mundo de la moda pero para quedarse en él durante mucho tiempo. Entre su lista de desfiles puede añadir Givenchy y son incontables los países por los que viaja. Una joven ovetense que fue descubierta no hace mucho tiempo y de la que Vogue y otras revistas hablan continuamente como una de las nuevas musas de diseñadores como Ricardo Tisci. 

Con Mar cierro este primer "zas" para todos aquellos que en algún momento pensaron que en Asturias solo quedaban vacas y montes. Una breve review que no pretende más que aunar en esas ganas de inspirar entre aquellos que saben quienes son y que servirá de escaparate a quienes lleguen a verlo. Por todo aquel arte que se moja los pies en el cantábrico y celebra sus fiestas verano tras verano, por una cultura única y por una gente maravillosa.

                       
                                                                     @margonzalz


The Fashion Sailor





31 agosto, 2017

Un año menos que dolernos










El reloj ha vuelto a ponerse a cero y en el cielo nubes tapan el sol tiñéndose de un malva especial. Como si rayos y truenos quisiesen unirse a este principio que marca un final. Como si fuésemos inmortales luchando por un cambio, caminando descalzos, llorando despedidas y mordiéndonos los comienzos. Noches que duelen hasta la espalda y escalofríos que erizan la piel de un sin tacto. Viajes ciegos y promesas que se diluyen en un sorbo de cerveza. Trabajo hasta tarde y velas que se apagan solas. Subir la temperatura con un beso y bajarla con un no puedo. Empezar el año sin hacerle caso al calendario, comenzar de nuevo, marcarse metas. Nervios de última hora y un sin fin de retrasos. Nuevas ocasiones para decirlo. Para decir te quiero, que se nos había olvidado. Pensar en el noviembre que viene, por muy temido que sea. Acordarse de la vuelta del invierno y de sus frías noches solo. No hay incienso que valga cuando el olor a frío inunda una habitación. ¿Y si no te vas? Y si por un segundo alargamos los días que quedan de verano, por probar. Necesito que me digas más sí que no. Los atardeceres empezarán a llegar antes ansiosos de saber si tendremos o no un beso viendo como Madrid se hace noche. Chismes, cotillas, rumores. Si me dijesen hace un año que este viaje sería posible hubiera reído, llorado y me hubiese vuelto loco. Pero en pequeñas dosis ha parecido algo larguísimo. Una locura que no es como otra cualquiera. Llegar a lo más alto de una montaña rusa sin saber cuándo a esta se le antojará caer al vacío sin avisarte. Algún día nos cansaremos de no hacer planes de futuro. De ser los dueños de la improvisación. Nos cansaremos de nosotros tanto que no podremos mirarnos, entonces habrá que poner de nuevo el reloj a cero. Eso es lo que tiene vivir, cambiar y madurar. No creo en infinitos e historias sin punto final. Sí en comienzos, capítulos e incluso trilogías. Algún día recordaré todas las veces que no tuve respuesta, las veces que te vi jugando a esconderte, las veces que en ti hubo tormenta y las veces que no me dio tiempo a atecharme. Pero el reloj ha vuelto a ponerse a cero y estamos a tiempo de escribir un erase una vez. 




16 mayo, 2017


· no vuelvas a entrar·

cuando veas que está oscuro entra
cuando amanezcamos entra
cuando tiemble entra
cuando te pida que no
no vuelvas a entrar







shirt / shoes / pants - pull and bear
bag - zara
accesories - diy and bershka

Vuelvo con tantas cosas que contaros y tantas otras que no puedo contaros que me encanta. Estoy feliz en este punto de mi vida. Sin tiempo de nada, casi ni para hacerme fotos en ningún momento, aún así feliz. Voy a volver mucho por aquí y regresaré a tomar esto más en serio. 

the fashion sailor

19 febrero, 2017


ANTES DE MORIRME







 



vintage- jacket
zara- pants / tee
primark- shocks
pull and bear- shoes

Como sabéis soy una persona de cambios, a veces son insignificantes pero otros son cambiarme totalmente el pelo. Lo peor es que estoy tan acostumbrado a hacer estas cosas y a cambios grandes que me doy cuenta que no les doy la importancia que le dan las personas. Estoy en época de repaso mental, hoy he comprado billetes a Asturias. No diré que he empezado el año con buen pie porque no ha sido así. No subía vídeos porque no tenía tiempo ni ganas y esto estaba también muy dormido. Lo siento, quiero ponerme a reanimar todo esto. Con suerte subiré post todas las semanas. 
Estoy como muy soso, ¿no? Hay veces que hay que darse cuenta de lo que te pasa por dentro para que por fuera lo puedan entender. Día a día voy aprendiendo cositas de mí y del mundo que me rodea. 

the fashion sailor